Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Blog

La hora del Planeta

Valores

Ya es la sexta vez que se celebra y ya van más de 130 países que lo hacen. El sábado 31 de marzo, a las 8 y media de la tarde, millones de personas de todo el mundo se unieron en un gigantesco apagón, un simbólico gesto de lucha contra el consumo desaforado, de todo lo que consume y nos consume. Un gesto que trata de representar la preocupación por la salud del planeta, aunque tal vez habría que decir “por la salud de la vida que aún alberga el planeta”. Ese planetario apagón es símbolo de un compromiso por modificar nuestro estilo de vida. “Consumir menos, reciclar más, crear menos basura, caminar, andar en bicicleta, comer menos carne, comer más verduras, apoyar negocios locales, compartir el automóvil, son acciones diarias que demuestran tu compromiso con un ambiente sano”, se dice en la web de la Fundación para la Conservación de la Naturaleza.

En el colegio, en casa, en el trabajo, en la calle… todos podemos y debemos —si queremos— hacer algo por cambiar en beneficio de todos. El lema de este año ha sido “Apaga la luz. Enciende el planeta”, y hasta personajes como Pocoyó nos invitaron a asumir el reto de ser mejores mediante juegos y actividades.

En esta hora del planeta, los numerosos comprometidos con todas las formas de vida  buscan un momento de oscuridad para alcanzar la cordura hacia la luz. Sería deseable que sirviera para lograr un reencuentro de la armonía con el medio ambiente, el rescate de los auténticos valores humanos y la reflexión sobre la necesidad de incrementar el uso de energías renovables.