Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
2016-01-27 dic

Descubre el casco histórico de Cuenca

En el año 2006 elaboré un material didáctico que pretende ser una herramienta de Educación Ambiental destinada a los niveles de 3º a 6º de Educación Primaria, teniendo como centro de interés las calles del casco antiguo de Cuenca. A través de las actividades que se proponen en este material, susceptibles de ser adaptadas a las diferentes necesidades de cada centro o grupo humano, e incluso a los primeros niveles de la Etapa, los alumnos aprenden a observar su entorno con otra mirada. Cosas que antes podían pasar desapercibidas, llegan a llamarles la atención: piedras, plantas, calles, casas, monumentos, paisajes, gentes... Todo un rosario de “tesoros” que se pueden guardar como tales para luego analizar y comentar. Los alumnos van aprendiendo que el medio ambiente es mucho más que la destrucción de la capa de ozono, las especies en peligro de extinción o los residuos incontrolados. Lo fundamental surge a partir de la propia observación. Se pretende, en definitiva, que el grupo formado por docente y alumnado se lo pase bien al tiempo que se aprende, que se entienda, conozca y difunda el casco antiguo de Cuenca, que los itinerarios propuestos se repitan con amigos y familiares. Aunque debe quedar claro que esto no es más que una pequeña ayuda que debe completarse con más actividades y juegos para obtener el máximo partido posible.

Los itinerarios son dos; uno es el que he llamado "La espina dorsal", que recorre el casco histórico por sus calles principales desde el Puente de la Trinidad hasta el Castillo; el otro es "El laberinto", una trocha urbana por calles estrechas y empinadas. A lo largo de estos dos paseos se pretende conocer sus curiosidades, su historia y sus problemas, y para ello el material incluye también unas orientaciones y unas actividades con vocación de que quien realiza tales paseos sienta la necesidad de volver y contar a los demás lo que han visto, sentido y aprendido, que se sientan capaces de acompañar a otras personas (sus familiares, sus amigos) en un sencillo vagabundeo por la ciudad antigua de Cuenca.

Pincha aquí para iniciar el recorrido. Espero que te guste.