Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
2016-01-27 dic

Un paseo por nuestros parques

El proceso de deterioro de la imagen de las ciudades, independientemente de su tamaño, con un crecimiento excesivo de los edificios, y el proceso de urbanización a que se han visto sometidas, las han convertido en verdaderos infiernos para el ser humano y su salud. La llamada “jungla del asfalto” presiona a los habitantes de la ciudad y les empuja en muchos casos, especialmente en las grandes urbes, a escapar de la contaminación atmosférica y visual, provocando éxodos masivos. Podemos considerarnos afortunados si en Cuenca somos capaces de afirmar que no sufrimos este problema, y sin embargo, necesitamos un lugar donde poder refugiarnos de vez en cuando.

Parque del Huécar

 

Nuestros parques suponen para los conquenses de todas las edades lugares privilegiados para sus charlas, juegos, paseos, lecturas, o simplemente para disfrutar del sol en invierno y la sombra en verano, así como para realizar un suave ejercicio físico; todo ello en el mismo corazón de la ciudad moderna que, aunque de dimensiones no muy considerables, crece de forma inexorable y cuenta con el ruido, el tráfico y la congestión suficiente como para hacer que necesitemos del bálsamo que aportan estos rincones verdes. Los parques deben servir para proporcionarnos la posibilidad de acercarnos a la naturaleza casi sin salir de casa, sin recorrer grandes trayectos ni deteriorar ningún espacio de interés ecológico. Aunque la iniciativa debe partir de los políticos, la población debe asumir la indudable responsabilidad de mantener y respetar estos espacios como servicios urbanos, cuya función es tan importante o más que la de cualquier otro servicio de los que nos ofrece la ciudad. Por esta razón, es necesario un gran esfuerzo de sensibilización ciudadana.

Parque Dos Ríos

 

Eso es lo que se pretende con este material que vio la luz en el año 2007 gracias al apoyo del Ayuntamiento de Cuenca, con su alcalde D. José Manuel Martínez Cenzano al frente y Marta Recuenco como concejala de Cultura. Las actividades están dirigidas, evidentemente, al público infantil, porque en él hay que sembrar el germen del conocimien to y respeto por nuestros espacios verdes. Pero tampoco está de más recordar a quien corresponda que sería conveniente contar con los principales usuarios de los parques (niños y ancianos) en el momento de diseñar  o remodelar estos espacios. Ellos son los que más saben.