Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Bienvenido

Esta página quiere ser una ventana abierta a la Naturaleza, con vocación de proximidad y nunca de sentirnos ajenos a ella, con el ánimo dispuesto para seguir sintiendo el asombro que nos produce su descubrimiento, con la intención de no perder el contacto con sus bosques, valles y montañas, para que poco a poco nos demos cuenta del valor de la vida y aprendamos a entenderla y conservarla. Nadie encontrará doctrinas infalibles ni recetas mágicas, solo caminos para escuchar y reflexionar.

Blog Educación y Entorno

El interés por la educación y la Naturaleza, por la educación ambiental y la interpretación de los mensajes que transmite el entorno, por el conocimiento de quienes comparten con nosotros esta casa común que es la Tierra… Todo se refleja en los textos que se acumulan en este blog, y que son el resultado de la provocación y la inspiración que brotan de la Naturaleza.

Herbario Virtual

La flora ocupa un espacio destacado en este ambicioso proyecto vital en continua evolución. Una colección de las especies vegetales presentes en la Serranía de Cuenca se asoma por esta ventana dispuesta a ser conocida y admirada por todas aquellas personas que se dejen seducir por la belleza. El sentido del asombro se suma al resto de los sentidos.

Blog

No será como antes

Relación con la Naturaleza

 

Colinas bañadas por el sol, allí donde hace unos años se elevaban grandiosos fustes rectilíneos. Quizá sea esta la imagen de la naturaleza a la que nos debamos ir acostumbrando, montes casi desnudos, arrasados por las llamas prendidas en pleno arrebato de estulticia humana, montes que hemos recorrido docenas de veces y cuya visión nos evoca ahora tantos recuerdos. La inmensidad de la incineración se revela en el color ceniciento del suelo y las piedras, en el vacío dejado por tanta...

A favor de la ética animal

Etología

 

Aun admitiendo que la demostración científica de determinados sentimientos deba esperar todavía algunos años, no es menos cierto que hay serios indicios de su existencia en animales. En todo caso, ¿por qué nos obstinamos en negar tal eventualidad? ¿Por qué no concedemos el beneficio de la duda antes de juzgar? ¿No se evitarían así numerosos y sonados maltratos a los animales? ¿Realmente podemos negar que un toro sienta dolor cuando se le clava un estoque? ¿Podemos sostener tranquilamente...

Nos abrazan

Literatura de naturaleza

 

Se hermana el sol con el horizonte, por un collado entre dos montes oscuros, y acuerdan pintar su cielo con tonos de fuego. Colaboran en ello la mezcla de gases del aire y una infinidad de partículas que no dejan de flotar. La mortecina luz incendia las copas de los árboles antes del crepúsculo. Huye el azul del ocaso. Las gentes del campo ven en tales matices encendidos un cambio de tiempo. Hoguera al anochecer, lluvia al amanecer. También los aislados retales de nube se tiñen de sangre,...

Robles (y 2)

Bosque

En estas latitudes que pisamos, en pleno corazón meseteño, hay pocas especies tan peculiares e interesantes como el roble albar. El específico petraea procede del latín petra, piedra, pedregoso, en referencia al suelo donde se desarrolla. Es un árbol de porte esbelto y copa regular y amplia. El sistema radical es potente; debe serlo en un suelo de escasa riqueza en nutrientes. En los primeros años desarrolla una raíz principal de más de un metro de profundidad y cuando cesa esta progresión,...

Robles (1)

Bosque

Se formaron estas tierras hace más de 200 millones de años, en un tiempo de clima caluroso y seco, cuando, según parece, los polos gozaban de temperaturas agradables y el ambiente era húmedo. Fue la hematita, piedra de sangre, el mineral encargado de pintar la tierra sobre la que se desarrollaría una vegetación adaptada a las condiciones de calor y sequedad reinantes. Cícadas, coníferas, ginkgos y helechos eran dominantes. Aún persisten pinos y helechos configurando con su verdor una bella...

El libro de la naturaleza (2)

Interpretación de la Naturaleza

Esto puede convertirse en el juego del ratón y el gato. Los animales hacen lo posible por ocultarse, mientras el observador ha de desplegar sus habilidades para descubrirlos o, al menos, desvelar los rastros de su actividad. Para unos y otros, lograr su objetivo exige unas determinadas capacidades. El secreto del éxito en los animales se encuentra en saber eludir a quien trata de sorprenderlos. El del observador reside en su facultad de atención, su paciencia y su sensibilidad. Ve, escucha,...

Publicaciones

La Serranía de Cuenca a fondo

Así nació el Parque de San Julián

CamiNATURAndo

Días de bosque, agua y piedra

El hombre y su entorno