Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Bienvenido

Esta página quiere ser una ventana abierta a la Naturaleza, con vocación de proximidad y nunca de sentirnos ajenos a ella, con el ánimo dispuesto para seguir sintiendo el asombro que nos produce su descubrimiento, con la intención de no perder el contacto con sus bosques, valles y montañas, para que poco a poco nos demos cuenta del valor de la vida y aprendamos a entenderla y conservarla. Nadie encontrará doctrinas infalibles ni recetas mágicas, solo caminos para escuchar y reflexionar.

Blog Educación y Entorno

El interés por la educación y la Naturaleza, por la educación ambiental y la interpretación de los mensajes que transmite el entorno, por el conocimiento de quienes comparten con nosotros esta casa común que es la Tierra… Todo se refleja en los textos que se acumulan en este blog, y que son el resultado de la provocación y la inspiración que brotan de la Naturaleza.

Herbario Virtual

La flora ocupa un espacio destacado en este ambicioso proyecto vital en continua evolución. Una colección de las especies vegetales presentes en la Serranía de Cuenca se asoma por esta ventana dispuesta a ser conocida y admirada por todas aquellas personas que se dejen seducir por la belleza. El sentido del asombro se suma al resto de los sentidos.

Blog

El ciclo de la tierra

Literatura de naturaleza

 

Contemplamos la roca sin la necesaria sensibilidad puesta en la mirada. Hace mucho nos enseñaron que la naturaleza está formada por seres vivos y seres inertes. Como las piedras. Esta idea se nos ha quedado grabada a fuego en la memoria y nos impide ver a las piedras como sustento de vida, como futuro para la vida. ¿Qué sería del musgo y la hiedra sin el apoyo de un muro rocoso? ¿Qué del suelo nutricio sin la roca desmenuzada por el tiempo y los elementos? Nos recuerda John Burroughs (1)...

Somos por el bosque

Bosque

 

Pasear por el bosque no es tan sencillo como parece. No porque vayamos a perder la orientación, que podría suceder, sino porque hacerlo bien significa dejar atrás todo aquello que nos impide gozar de una libertad a la que no estamos habituados. Para no sumergirnos en demasiados detalles, digamos simplemente que pasear por el bosque en las mejores condiciones nos obliga a desprendernos de nuestro antropomorfismo y dejarnos llevar por la inspiración de los árboles. ¿Podemos aprender algo...

Agua pensante. Cogito ergo aquam

Libros

Una sugerencia: Escucha mientras lees estas líneas.

 

Ya lo adelantaba su maestro —y maestro de todos— Félix Rodríguez de la Fuente en uno de los programas radiofónicos de “El planeta agua” (1975): el agua tendrá problemas por su polución, por su envenenamiento. Vertemos de forma constante al mar todo lo que rechazamos en el hogar, en la calle, en la actividad económica. Y no lo hacemos directamente, sino sirviéndonos de las vías fluviales como canal de transporte. Qué afortunado fue...

Tierra de contrastes

Literatura de naturaleza

 

Se mantuvo en equilibrio durante unos pocos segundos, en un gran aleteo sobre un prado que debía estar lleno de roedores. Esto es algo que difícilmente advertimos en nuestros paseos, pero muy sencillo para él. Entonces comenzó a descender poco a poco del cielo. Cernerse, bajar, cernerse, bajar, hasta que se estabilizó en el último peldaño invisible, unos veinte metros por encima del suelo. El tembloroso batir de sus alas hizo fijar mi atención en la delicada silueta del cernícalo...

No perder el norte

Senderismo

 

Orgullosos como andamos por el mundo pensamos que somos superiores al resto de especies animales, hemos de reconocer que en muchos sentidos ellas sobresalen, y en cuestiones de orientación solemos dejar bastante que desear. Es posible que hayamos perdido la costumbre de observar el entorno como hacían nuestros antepasados cazadores-recolectores, que no sepamos dónde estamos y adónde vamos. Por eso dejamos nuestro destino en manos de la electrónica, como el GPS, olvidando que las baterías...

Conciertos de estío

Estación de escucha

 

La tierra oscila bajo la fuerza del sol, que amenaza con calentar hasta los pies de los lagartos. El sonido de las cigarras en plena canícula es una infinita solicitud de silencio de quien no es capaz de callar. Como adelantaba la fábula de Esopo, ya les pedirá cuentas el invierno. O no, si saben refugiarse en algún secreto agujero del suelo. No será el caso de las hembras, que mueren al poco de poner los huevos. Sí lo hacen las cigarras jóvenes, aún larvas, nada más eclosionar, que caen...

Publicaciones

La Serranía de Cuenca a fondo

Así nació el Parque de San Julián

CamiNATURAndo

Días de bosque, agua y piedra

El hombre y su entorno