Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Bienvenido

Esta página quiere ser una ventana abierta a la Naturaleza, con vocación de proximidad y nunca de sentirnos ajenos a ella, con el ánimo dispuesto para seguir sintiendo el asombro que nos produce su descubrimiento, con la intención de no perder el contacto con sus bosques, valles y montañas, para que poco a poco nos demos cuenta del valor de la vida y aprendamos a entenderla y conservarla. Nadie encontrará doctrinas infalibles ni recetas mágicas, solo caminos para escuchar y reflexionar.

Blog Educación y Entorno

El interés por la educación y la Naturaleza, por la educación ambiental y la interpretación de los mensajes que transmite el entorno, por el conocimiento de quienes comparten con nosotros esta casa común que es la Tierra… Todo se refleja en los textos que se acumulan en este blog, y que son el resultado de la provocación y la inspiración que brotan de la Naturaleza.

Herbario Virtual

La flora ocupa un espacio destacado en este ambicioso proyecto vital en continua evolución. Una colección de las especies vegetales presentes en la Serranía de Cuenca se asoma por esta ventana dispuesta a ser conocida y admirada por todas aquellas personas que se dejen seducir por la belleza. El sentido del asombro se suma al resto de los sentidos.

Blog

Reforzar la emancipación

Etología

El maestro habla con la madre de un alumno. Es una de esas entrevistas que se hacen con carácter periódico y, como en todos los encuentros, hace las mismas preguntas: ¿Cuánto tiempo dedica el niño cada día a su trabajo en casa? ¿Te sientas con él a la mesa mientras trabaja?”. Y, como en muchas de esas conversaciones, el maestro se ve obligado a escuchar dos barbaridades como respuesta: “Más de dos horas” y “Sí”. La prudencia evita que uno se eche las manos a la cabeza y guía sus palabras...

Enfermedad del vacío

Valores

“El suelo es uno de los bienes más preciosos de la humanidad. Permite la vida de los vegetales, de los animales y del hombre sobre la Tierra”. Así dice el primer punto de la Carta del Suelo que el Consejo de Europa sacó a la luz en 1972. Cuatro años antes se proclamó la Carta Europea del Agua, que dice, entre otras cosas, que “sin agua no hay vida posible. Es un bien preciado, indispensable a toda actividad humana”. Lo que comemos y gran parte de lo que construimos y de lo que vestimos...

Egoísmo

Relación con la Naturaleza

Conocí hace unos días a alguien fuertemente implicado en la lucha contra el abandono del mundo rural. Loable misión escasa o nulamente reconocida. En el fragor de la interesante conversación que mantuvimos yo sostenía mi inexistente confianza en contar con el apoyo de las instituciones. No es necesario cruzar el charco en busca de ejemplos paradigmáticos de estupidez humana, de ignorancia, de arrogancia. Opino desde hace mucho tiempo que hay aquí ciertos proyectos y declaraciones que vienen...

El arbusto maraña

Botánica

Forma el típico paisaje conocido como garriga (en catalán, garric). También recibe el nombre de maraña por su abundante ramificación desde la base que la hace impenetrable. Desde 1734 la Real Academia conoce el término maraña como “maleza o abundancia de yerbas silvestres, arbustos y espinas; enredo de los hilos en las madejas; embuste inventado para enredar o descomponer algún negocio; lance intrincado y de difícil salida; germ. mujer pública”. Lo de germanía (germ.) nada tiene que ver con...

Ser naturalista

Relación con la Naturaleza

Me invitaron en cierta ocasión a participar en unas charlas sobre la caza sostenible, y debía hacerlo en calidad de naturalista. Mi intención primera fue la de rechazar ese amable ofrecimiento pues me costaba —y me cuesta— incluirme en tal grupo de estudiosos de la Naturaleza. El caso es que alguien logró convencerme de emprender semejante aventura, pero debo decir que en todo momento me sentí incómodo.

Luis Miguel Domínguez (1) menciona a ilustres personajes de la antigüedad como...

Conducta eficiente

Etología

El paseante curioso observa y capta con detenimiento la enorme variedad de colores, formas y aromas que el matorral lanza obsequioso al aire, adornándolo delicadamente para solaz de quienes quieran apreciar tan primoroso don. En un momento de su paseo exploratorio, descubre el vuelo inquieto de un insecto grande, peludo, de cuerpo negro con unas bandas amarillentas más o menos marcadas. Cada vez que se mueve se oye un zumbido monótono y cuando se posa sobre una flor se agita incansable de un...