Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Bienvenido

Esta página quiere ser una ventana abierta a la Naturaleza, con vocación de proximidad y nunca de sentirnos ajenos a ella, con el ánimo dispuesto para seguir sintiendo el asombro que nos produce su descubrimiento, con la intención de no perder el contacto con sus bosques, valles y montañas, para que poco a poco nos demos cuenta del valor de la vida y aprendamos a entenderla y conservarla. Nadie encontrará doctrinas infalibles ni recetas mágicas, solo caminos para escuchar y reflexionar.

Blog Educación y Entorno

El interés por la educación y la Naturaleza, por la educación ambiental y la interpretación de los mensajes que transmite el entorno, por el conocimiento de quienes comparten con nosotros esta casa común que es la Tierra… Todo se refleja en los textos que se acumulan en este blog, y que son el resultado de la provocación y la inspiración que brotan de la Naturaleza.

Herbario Virtual

La flora ocupa un espacio destacado en este ambicioso proyecto vital en continua evolución. Una colección de las especies vegetales presentes en la Serranía de Cuenca se asoma por esta ventana dispuesta a ser conocida y admirada por todas aquellas personas que se dejen seducir por la belleza. El sentido del asombro se suma al resto de los sentidos.

Blog

Malas hierbas

Etnografía

 

Mal, maldad, maligno, maloso, malévolo, maltrato, malvender, malversar, maleducado, malhumor, maleficio, maléfico, malandrín, malicia, maleza, malherido, malhablado, maldito, malogrado, malnacido, malnutrido… Vaya, uno se pone a pensar en las palabras de una familia léxica y parece que no encuentra sino un pozo sin fondo. Así, al menos, sucede con la del vocablo mal —¿tan puestos estamos en lo contrario al bien, lo que se aparta de lo lícito y honesto, la desgracia y la calamidad?

Si nos...

La frondosidad que podríamos tener

Bosque

 

Hace poco recordamos su nombre. Debía tener menos de treinta años cuando recorrió nuestros montes, cuaderno de campo en mano. Conocer su diversidad botánica le dio para publicar entre los años sesenta y setenta del siglo XIX su Prodromus Florae Hispanicae (“Historia de la Flora Hispánica”), lo mejor —según quien de esto entiende— en botánica ibérica. Cuentan que este alemán, conocido como Heinrich Moritz Willkomm (1821-1895), no tuvo una infancia muy saludable, era algo retraído, poco...

Molestos y repulsivos

Fauna

Siguiendo a veces criterios alimentados por la ignorancia y los prejuicios, el ser humano suele clasificar a los seres vivos en útiles y dañinos, reservándose el dudoso honor de ocupar el trono dominador de todas las especies. En ocasiones, incluso, llega a preguntarse por la verdadera necesidad de que existan las especies que califica como dañinas. Y como lleva cientos de miles de años vagando por el planeta como personaje principal en la película de la vida, entiende que los seres...

Cómo se adaptan nuestros bosques al cambio climático

Bosque

Esto de la navegación a través de las redes tiene cosas así. La verdad, la inmensa mayoría de las cosas que uno encuentra carecen de interés, al menos para su difusión entre la gente que se siente atraída por la Naturaleza, pero con relativa frecuencia podemos tener la suerte de hallar un estudio científico escrito de forma clara y comprensible —algo no demasiado habitual, por cierto—. Y de un estudio así, como el que ahora se vierte en las siguientes líneas, se puede aprender mucho, así...

Caminar sin complejos

Senderismo

Hace cien millones de años ya andaban por ahí tratando de recibir con los brazos abiertos a cualquier incauto animal sobre el que se montaban para viajar gratis mientras le sacaban la sangre que podían. Se sabe tras encontrar garrapatas atrapadas en ámbar, y han llegado a nuestros días superando obstáculos que otros seres más grandes y fuertes como los dinosaurios no hicieron. Ahora saltan a las páginas de los diarios y las pantallas de televisión por provocar la muerte de algunas personas...

Al margen, pendientes de un hilo

Fauna

 

Ya lo sabemos. Que hay vida, mucha vida en la frontera, en los márgenes de los caminos, en los límites de nuestros campos. Vida que apenas somos capaces de apreciar porque no disponemos de tiempo ni interés para detenernos a observar, vida que, por tanto, no sabemos valorar. ¿Podemos decir lo mismo de esos seres alados que contemplan curiosos, desconcertados, nuestro paso veloz a bordo de un coche o un tren? Sí. Es probable que, como mucho, vayamos admirando el paisaje, literalmente en...