Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Blog

30 dic 2017

Los santos inocentes (y 2)

Jaime
Etnografía

No hay solución para el abandono del campo porque los gobernantes, incluso en los propios pueblos, están demasiado lejos de la realidad, solo viven su realidad. Pero a todos les viene bien utilizar a su menguante población con fines electorales para luego seguir ignorándola. Sí, casi todos los pueblos cuentan con un frontón para los jóvenes que se fueron y donde podrían reunirse sin problemas de espacio los habitantes de una comarca, y columpios para niños que se llevaron, que acaso haya que...

23 dic 2017

Los santos inocentes (1)

Jaime
Etnografía

Ya apenas se utiliza en tierras serranas la palabra enorecer. Quienes aún la recuerdan dicen que significa oxidarse, enmohecerse. Puede decirse que algo o alguien se oxida o enmohece cuando deja de funcionar de forma correcta, cuando queda inútil o cae en desuso. Algo así está ocurriendo con el mundo rural, que se está enoreciendo.

Vivimos cada vez más en un mundo de ciudades. Las gentes de los pueblos del interior, en cualquier comarca, se desplazan hacia otros pueblos mayores y hacia...

24 dic 2016

Que no decaiga

Jaime
Etnografía

Los pueblos, a veces, sobreviven a la decadencia gracias a la belleza de su paisaje o a la obstinación de sus cada vez más escasos habitantes. O a las dos cosas. Paisaje y paisanaje son nobles y humildes, que ambos términos tienen cabida a la vez en esta lucha contra el retroceso cultural. Estas gentes son aliadas de la naturaleza escultora y dan testimonio de los asombrosos tesoros que esconde y que solo son visibles a quienes quieren verlos. La mayoría de estos tenaces habitantes son...

03 dic 2016

Hornos de pan cocer

Jaime
Etnografía

El pan es uno de los resultados de la primera gran revolución vivida por la especie humana, el Neolítico. A partir de entonces, el hombre aprendió a producir su alimento en lugar de conseguirlo directamente de la Naturaleza. Sin embargo, por extraño que parezca, hacer algo tan aparentemente sencillo como mezclar harina de trigo, agua y sal, a lo que más tarde se añadió levadura, y aprender a cocerlo en un horno llevó al hombre varios miles de años. Pero hasta que se logró tal aprendizaje las...