Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Blog

23 jul 2017

Más que “por qué”, para qué

Jaime
Etología

Obstinados como andamos tan a menudo en tratar de explicar las cosas de la Naturaleza aplicando criterios humanos —lo que venimos a llamar antropocentrismo—, buscamos, a veces con notable torpeza, respuestas a las múltiples cuestiones que nos plantea el complicado mundo del comportamiento animal. ¿Por qué hibernan los osos? ¿Para qué almacenan las ardillas sus frutos? ¿Por qué “ladra” un corzo? ¿Para qué se entierra una lombriz? ¿Por qué cambia de color un camaleón? ¿Para qué recorren tantos...

25 jun 2017

Reforzar la emancipación

Jaime
Etología

El maestro habla con la madre de un alumno. Es una de esas entrevistas que se hacen con carácter periódico y, como en todos los encuentros, hace las mismas preguntas: ¿Cuánto tiempo dedica el niño cada día a su trabajo en casa? ¿Te sientas con él a la mesa mientras trabaja?”. Y, como en muchas de esas conversaciones, el maestro se ve obligado a escuchar dos barbaridades como respuesta: “Más de dos horas” y “Sí”. La prudencia evita que uno se eche las manos a la cabeza y guía sus palabras...

14 may 2017

Conducta eficiente

Jaime
Etología

El paseante curioso observa y capta con detenimiento la enorme variedad de colores, formas y aromas que el matorral lanza obsequioso al aire, adornándolo delicadamente para solaz de quienes quieran apreciar tan primoroso don. En un momento de su paseo exploratorio, descubre el vuelo inquieto de un insecto grande, peludo, de cuerpo negro con unas bandas amarillentas más o menos marcadas. Cada vez que se mueve se oye un zumbido monótono y cuando se posa sobre una flor se agita incansable de un...

11 feb 2017

Escuela natural

Jaime
Etología

El ciervo camina despreocupado por la umbría, ramonea unas acículas, unos brotes tiernos de boj o recorta la ya escueta hierba en la pradera desde principios de invierno. De vez en cuando levanta la cabeza para otear el horizonte, no vaya a ser… El entorno le ofrece todavía una dieta variada, pero renuncia a modisquear un arbusto de hojas oscuras y sombrías que crece en la fronda. Cuando se aleja, el observador tiene ocasión de acercarse para comprobar que se trata de un tejo. Por su manual...