Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Blog

29 oct 2022

Luz decadente

Jaime
Literatura de naturaleza

 

Se va acercando el fin para las hojas de algunos árboles. El invierno, aún por arribar a nuestros puertos, ya debería cubrirlo todo con su manto frío y gris. Como si fueran banderines para un final de fiesta, las frondas se fueron coloreando de amarillos y ocres antes de su caída a un suelo que las espera como maná de otoño. Y antes de hacerlo, se balancean al compás de la brisa, hasta que se dejan llevar por la fuerza del viento. Aún parece que están vivas en los días previos de su...

13 ago 2022

El ciclo de la tierra

Jaime
Literatura de naturaleza

 

Contemplamos la roca sin la necesaria sensibilidad puesta en la mirada. Hace mucho nos enseñaron que la naturaleza está formada por seres vivos y seres inertes. Como las piedras. Esta idea se nos ha quedado grabada a fuego en la memoria y nos impide ver a las piedras como sustento de vida, como futuro para la vida. ¿Qué sería del musgo y la hiedra sin el apoyo de un muro rocoso? ¿Qué del suelo nutricio sin la roca desmenuzada por el tiempo y los elementos? Nos recuerda John Burroughs (1)...

23 jul 2022

Tierra de contrastes

Jaime
Literatura de naturaleza

 

Se mantuvo en equilibrio durante unos pocos segundos, en un gran aleteo sobre un prado que debía estar lleno de roedores. Esto es algo que difícilmente advertimos en nuestros paseos, pero muy sencillo para él. Entonces comenzó a descender poco a poco del cielo. Cernerse, bajar, cernerse, bajar, hasta que se estabilizó en el último peldaño invisible, unos veinte metros por encima del suelo. El tembloroso batir de sus alas hizo fijar mi atención en la delicada silueta del cernícalo...

26 jun 2022

Reforestar la memoria

Jaime
Literatura de naturaleza

 

Un redoble martilleando sobre un tronco en medio de la arboleda, el trino de un carbonero garrapinos oculto en la copa de un soberbio ejemplar de pino lamiendo la orilla del río, cuyas verdosas aguas salpican entre las piedras, las acículas bailando y murmurando al son de la brisa, el insistente rumor de las cigarras que llega desde la ladera de enfrente, bajo el sol de mediodía. Y nosotros, con la espalda apoyada en un árbol, admirando el paisaje sonoro y físico del lugar, sin otra cosa...